Categorías
Blog Fertilizantes

Herbicidas

Los herbicidas son químicos que sirven para eliminar la maleza o malas hierbas que están invadiendo plantas de cultivo o plantaciones en pleno desarrollo. La maleza son todas aquellas plantas que crecen de forma natural y que suelen ser invasivas y problemáticas en cultivos, huertos o en jardines tradicionales.

Tipos de herbicidas

Los tipos de herbicidas dependerán del tipo de cultivo, de maleza y de su composición química. Sin embargo, se pueden conseguir los siguientes:

Herbicidas residuales: Según su persistencia, estos herbicidas pueden aplicarse al suelo. Al ser aplicada en la tierra, forma una capa muy tóxica que evita la germinación de las malas hierbas y su posterior crecimiento.

No debe aplicarse muy seguido, por lo que se recomienda que dos veces al año es suficiente. Es utilizado para las malas hierbas que crecen a través de las semillas.

Herbicidas no residuales

Este tipo de herbicida no se aplica en el suelo sino en la planta, por lo que puede no ser tan efectivo, pues la aplicación puede ir desapareciendo con el tiempo. Además, su eficacia depende del tipo de maleza a la que se aplique.

Herbicidas sistémicos

Este herbicida se aplica sobre la planta. Esta lo absorbe y puede llegar a quedar en otras partes de la planta, por lo que puede irse debilitando gradualmente. Su contenido químico puede ser de glifosato.

Herbicida de contacto

Solo afectará las partes de la planta en la que haya caído el herbicida, por lo que suele debilitar las hojas y los tallos, pero no las raíces. Su compuesto químico suele ser el paraquat.

Herbicida selectivo

Este herbicida elimina solo la maleza, mientras que el cultivo esté bien delimitado y no caiga sobre él. La metribuzina es uno de los herbicidas selectivos que se usan en ciertas cosechas y cultivos de alimentos.

Herbicida no selectivo

Al no ser selectivo, puede eliminar una gran variedad de plantas y de maleza. Suele utilizarse no solo en el sector agrícola, sino también en zonas transitadas e industrializadas donde la mala hierba crece indiscriminadamente.

Por supuesto, como con todos los demás herbicidas, debe tenerse mucho cuidado para que las cosechas no se vean afectadas.

Herbicida de pre emergencia

Se aplica antes de que el cultivo germine.

            Herbicida de post emergencia

            Se aplica luego de la germinación del cultivo.

¿Cómo elegir un buen herbicida?

            Principalmente, se debe tener en cuenta que estos son productos químicos que mal utilizados pueden ser peligrosos tanto para las plantaciones como para los seres humanos. Por eso, hay que tener especial precaución al momento de manipular, aplicar o almacenar cualquier herbicida que contenga químicos.

            Ahora, dependiendo del tipo de maleza que quieras eliminar, se deben tener en cuenta algunos elementos y entender un poco de qué químicos son mejores para qué tipo de cosecha o plantaciones.

            Al momento de adquirir un herbicida, se deben leer las instrucciones del producto, siendo cuidadosos con la composición que tengan y la forma en que deben ser aplicados. Por ejemplo, hay que respetar la recomendación de las dosis que deben ser aplicadas y del tiempo que permanece activo el producto.

            También, es importante tener cuidado con lo referente a las filtraciones que se pueden hacer a las aguas subterráneas y al daño que puede hacer a los suelos. Si bien es un producto que ayuda mucho en los cultivos de los sectores agrícolas, tiene un gran impacto en el ambiente.

            Los herbicidas son una opción para frenar el crecimiento de la maleza, ya que por ella, se pueden dar pérdidas alimentarias o de la cosecha en general.