Categorías
Blog Técnica y Campo

Combatir la cochinilla en las plantas

Si tienes un huerto o cultivo, sabrás que las plagas pueden dañar muy fácilmente las plantas. Las cochinillas, en particular, son una plaga silenciosa que no perjudica la salud del ser humano, pero sí la salud de las plantas que no se cuiden.

¿Qué es la cochinilla?

            Este animal es un insecto parásito que se alimenta de las plantas. Pueden ser letales para estas si no se erradican a tiempo. La reproducción de este insecto pasa desapercibida muchas veces porque suele hacerlo en la noche.

            La cochinilla es de los insectos chupadores que se alimenta de la savia que poseen las plantas, y se sitúan en el envés de la hoja. Esta forma es la que se posicionan más fácilmente y les da acceso a estar pegada a la hoja a través del aparato bucal o succionador.

            Su rápida reproducción se debe a que la hembra es capaz de poner hasta 400 huevos que alcanzan una longitud de 6mm. Esto es mucho en poco tiempo, por lo que siempre hay que estar atentos y revisar el envés de las hojas de nuestras plantas.

Tipos de cochinilla

            Para saber combatir la cochinilla en nuestras plantas, hay que entender que existen dos tipos, uno más peligroso que otro. Uno es la cochinilla con caparazón, que es bastante resistente a los insecticidas una vez que son adultas.

 La otra, la cochinilla lanosa, tiene un parecido justamente a la lana o algodón, ya que están recubiertas por una textura parecida a esta última. Su presencia atrae a bacterias y hongos, lo cual daña y debilita aún más a las plantas.

Aquí te daremos la solución más efectiva de cómo combatir la cochinilla en tus plantas y de cómo prevenir que cualquier otro tipo de animal o enfermedad perjudique tu huerto.

¿Cómo combatir la cochinilla en las plantas?

            Para combatir la cochinilla en las plantas de nuestro huerto o cultivo, se puede hacer con productos químicos o de forma natural. El producto químico por excelencia para este tipo de plagas es el insecticida especial para parásitos, hongos y bacterias.

            En cuanto a los remedios naturales con los cuáles desaparecer la cochinilla de las plantas están tres opciones muy útiles y recomendadas: jabón potásico, aceite de neem y ajo y guindilla.

            Jabón potásico

            El jabón potásico es un insecticida natural que funciona de la siguiente manera: al aplicarlo en los insectos, el producto hace contacto con el caparazón que con cada aplicación se va debilitando hasta morir. Es recomendable usarlo cada dos días en el envés de la hoja hasta que la cochinilla desaparezca.

            Aceite de neem

            El aceite de neem, por su parte, es un extracto natural de un árbol del mismo nombre. Es otro insecticida natural que aplicado en el envés de la hoja, puede ir debilitando hasta matar a la cochinilla, desde el caparazón, las larvas y los huevos.

            Ajo y guindilla

            El ajo y la guindilla es quizá el menos conocido. Se usan esos elementos mezclados con agua y se debe aplicar de la misma forma que los remedios naturales antes mencionados. Suele ser eficaz y es muy utilizado por los agricultores ecológicos que desean preservar sus plantas y no perjudicar la tierra.             Estas formas de combatir la cochinilla de manera natural tienen que ver también con el progreso que ha hecho el insecto en la planta. Es importante fijarse en qué insecticida natural es más eficaz dependiendo de si tus plantas están afectadas solo por los huevos y las larvas o ya por la cochinilla con caparazón. Esto, por supuesto, dependerá de qué tan cuidadas y supervisadas estén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *