Categorías
Blog Maquinaria

Atomizador

El atomizador o pulverizador agrícola es una maquinaria destinada al sector agrícola.

Esta herramienta esta pensada para pulverizar productos para proteger ciertos cultivos, tales como árboles frutales, cítricos o de olivo.

Características del Atomizador

  • Esta máquina está acoplado a un tractor que se ve impulsado por la fuerza de la transmisión. A través de una bomba y un sistema de aire, el atomizador protege a los cultivos mediante la pulverización. Esto, a partir de agua y producto fitosanitario.
  • El atomizador es una máquina perfecta para las labores que se realizan antes de que salga la cosecha.
  • Entre las cosas de las que protege el atomizador a las cosechas, están las plagas y enfermedades que acechan a las plantas.
  • El atomizador está compuesto por un depósito que puede llegar a almacenar entre los 1000 y 3000 litros de agua. Allí debe estar la mezcla que se hace, en el mismo depósito, de a agua producto fitosanitario. Este producto dependerá de qué plaga o enfermedad se quiera erradicar o ahuyentar.

¿Cómo funciona el atomizador?

            La forma sencilla y básica en que funciona un atomizador es el siguiente: en el depósito del atomizador se coloca el agua y el líquido del producto para que se mezcle y quede una solución homogénea.

La bomba del aparato tiene la fuerza para que el líquido se mueva a través de las boquillas del sistema de aire, que saldrán en forma de gotas y se moverán gracias al aire.

Atomizador
Atomizador

Tipos de atomizadores según su forma de aplicación

            Según el método de aplicación, hay tipos de atomizadores:

Atomizador hidráulico

            Las gotas que salen desde el depósito se dan a través de la inercia, ya que el líquido atraviesa las boquillas a presión y con el contacto con el aire. Se les considera principalmente como pulverizador, ya que no cuenta con un sistema de aire integrado a la máquina. Las gotas suelen salir grandes, por lo que a veces no es muy conveniente.

Atomizador hidroneumático

            Este tipo de atomizador consigue gotas más pequeñas, y trata de que el agua mezclada pueda salir y llegar a su objetivo por la energía del aire. La infiltración es mejor, por lo que no se controla tanto por el viento.

Atomizador neumático

            Junto con el aire a presión, el agua saldrá en gotas por la misma presión que ejercen las boquillas. También es conocido como nebulizador.

Atomizador centrífugo

            Este tipo de atomizador tiene un mecanismo diferente. Con un elemento giratorio que dispone del líquido, la fuerza centrífuga expulsa el agua. La fuerza con la que el agua sale dependerá del giro y del tamaño del elemento giratorio.

Beneficios y ventajas de usar atomizadores

            En la agricultura es muy importante la practicidad y la eficiencia, por lo que contar con la tecnología adecuada es útil. Por eso, los atomizadores son máquinas necesarias y que tienen muchas ventajas.

            Además de su acoplamiento a otras máquinas, el aire que despiden los atomizadores va desde los 20.000 metros hasta los 145.000 metros por hora. Ideal para cultivos de grandes hectáreas.

            En cuanto al agua, se puede disponer de 350 litros hasta los 3500 litros de mezcla por cada hectárea. Es una capacidad excelente, que sumado al sistema de aire, permite dosificar adecuadamente el producto, dando un buen rendimiento.

            Las boquillas que poseen los atomizadores (que pueden ser cónicas, en abanico o deflectoras) permiten que el tratamiento y el trabajo que se realice sea mejor focalizado. De esta manera, hay pocas probabilidades de pérdida de agua o de evaporación por culpa del calor. Igualmente, dependiendo del tipo de aparato, pueden obtenerse gotas pequeñísimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *